image image image image image
Campus de verano
Cumpleaños y Fiestas Infantiles
Ven a conocer nuestra piscina
Un espacio para ti
Instalaciones de primera
* * * * *

Natación Preparto

natacion-preparto-edlagarena-nov

Una nueva forma de preparación al parto completa y adaptada a la mujer embarazada, impartida por una matrona y en un medio novedoso: el agua.

Esta actividad está desarrollada por una matrona con especialización en actividades acuáticas. Se puede iniciar para toda gestante de bajo riesgo a partir de la semana 12 de gestación, siendo de especial importancia desde la semana 30-32 ya que empieza a haber un mayor volumen abdominal y mayor ganancia de peso.

El embarazado supone para la mujer un cambio a nivel físico y mental importantísimo, que en función de cómo se desarrolle y viva, se llegará al momento del parto en unas condiciones más o menos favorables.

Una correcta dieta y actividad física adecuada favorecen a su correcto desarrollo según abalan números estudios. En el caso de las gestantes sanas con un desarrollo del embarazo de bajo riesgo, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, la OMS y la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) recomiendan realizar al menos 30 minutos al día de ejercicio, 5 veces a la semana.

Gracias a una actividad física regular durante la gestación, la mujer mejora su capacidad aeróbica, sus reservas metabólicas y sus parámetros cardiorrespiratorios, ayudándola a afrontar en mejores condiciones físicas el momento del parto y a tener una mejor recuperación durante el postparto.

Si dicha actividad esta impartida y supervisada por una matrona formada específicamente para ello, la calidad y los beneficios para la gestante serán aún mayores al realizarlo con una perspectiva y conocimientos en la materia más profundos. Pudiéndose no sólo trabajar el campo físico, si no hacer énfasis en la educación maternal y resolución de dudas a lo largo del embarazo.

Beneficios de la actividad física en el agua

Beneficios para la mujer:

  • Por la flotación del agua, disminuye el peso corporal y se consigue descargar articulaciones y músculos.
  • Se mejora la postura aliviando dolencias de espalda típicas de la gestación: ciáticas, sobrecargas musculares, hiperlordosis, dolores secundarios a escoliosis.
  • Reduce el riesgo de varices en extremidades inferiores y vulvares. También se favorece la reducción de edemas y retenciones de líquidos propios del 3º TM.
  • Mantiene y aumenta la resistencia física, capacidad aeróbica y flexibilidad, factores que favorecen una buena dilatación y parto. Al realizarse ejercicios específicos de la zona pélvica, se consigue aliviar dolores causados por el crecimiento uterino, diástasis del pubis.
  • Regula la ganancia de peso al quemar calorías.
  • Disminuye riesgo de lesiones o caídas al ser un medio seguro.
  • Mejora el suelo pélvico al disminuir la acción de la gravedad.
  • Trabajo de posiciones favorables para el parto y a nivel respiratorio.
  • A nivel psíquico se aumenta la autoestima, seguridad y relaciones sociales con iguales.
  • Aumenta el porcentaje de partos eutócicos y disminuye las cesáreas.
  • Logra versiones en presentaciones de nalgas y podálicas por trabajo en el agua.
  • Al no estar inactiva durante 9 meses la mujer, se asegura una mejor recuperación durante el postparto.

Beneficios para binomio madre-bebé:

  • Conciencia corporal.
  • Desarrollo del vínculo madre/pareja –bebé.
  • Posibilidad de trabajo junto con la pareja en alguna sesión.

Requisitos para incorporar a una gestante a la actividad

  • Se comienza la actividad una vez superada la revisión ecográfica de la semana 12 de gestación y siempre que sea de bajo riesgo.
  • Se solicita informe médico previo de la no contraindicación de la actividad.
  • Valoración inicial llevada a cabo por la matrona, que permite un conocimiento expreso de la gestante y una adaptación específica de la actividad a ella. Esta valoración se repite de forma periódica cada mes.
  • Valoración de la capacidad física previa de la mujer para una mejor adaptación.
  • Actividad impartida por una especialista y diseñada específicamente para cada gestante y para cada etapa del embarazo.
  • Al realizarlo una matrona, se asegura una seguridad real tanto a la gestante cómo a su futuro bebé, al ser una profesional capaz de reconocer signos de alarma y saber actuar en ellos de forma inmediata.

Realización de las sesiones

  • Se establecen grupos de 10 mujeres máximo dependiendo de las dimensiones de la piscina. En alguna de las sesiones se pueden incluir a las parejas.
  • Se realizan entre 1 y 2 sesiones semanales de una duración de 60 minutos, estructuradas en calentamiento – desarrollo – estiramientos/relajación.
  • Durante el desarrollo de la clase se proponen diferentes ejercicios para el trabajo específico de fuerza, resistencia y flexibilidad adaptados a las gestantes y a cada periodo de la gestación.
  • Especial importancia al trabajo específico del suelo pélvico y al trabajo aeróbico para mejorar capacidades que favorezcan un mejor estado físico para afrontar un parto, sobre todo el periodo de expulsivo
  • Asesoramiento acerca de las adaptaciones de las diferentes técnicas de nado a la situación actual de la mujer para un posible nado libre complementario a esta actividad.

Materiales necesarios para el desarrollo

1. Instalaciones:

  • Piscina climatizada con una altura mínima de 130 cm
  • Churros, mancuernas, pelotas para la realización de diferentes ejercicios.

2. Cada mujer:

  • Ropa adecuada de baño según normas del propio centro.
  • Gafas de nado.
  • Chanclas y/o calcetines acuáticos.
  • Toalla o albornoz.

¡Si vas a ser mamá y quieres estar en forma durante el embarazo, ven e infórmate! Una actividad diferente y novedosa y además con la supervisión de quien mejor conoce a una gestante: la matrona.

EDLG-PREPARTO-SEP16


Aviso Legal
- ©Powered by Madigital